Aceites esenciales, Beneficios, Propiedades

Los aceites esenciales naturales son las sustancias que se extraen de algunas plantas. Estas sustancias, llamadas metabolitos secundarios, se utilizan para crear los aceites, ya que concentran las principales propiedades medicinales de las plantas.
Estos aceites se pueden utilizar en medicina natural tanto por su aroma como por su acción sobre el tejido corporal y muscular, o para limpiar o desparasitar, entre muchas otras cosas.



Por lo tanto, debido a las propiedades de los aceites esenciales naturales, éstos se utilizan en diferentes ramas terapéuticas, desde la aromaterapia hasta la cosmética regenerativa, pasando por su implementación como antisépticos, antiinflamatorios y antibióticos.
Aceites esenciales: propiedades y beneficios
Cada aceite esencial destaca por sus propiedades particulares, pero hay algunas que comparten la mayoría de ellos. Entre estas propiedades de los aceites esenciales puros podríamos destacar que muchos de ellos tienen principios antibióticos, como el árbol de té y la lavanda, regeneradores celulares, antivíricos y antisépticos.También contienen propiedades antimicrobianas y antifúngicas, inmunoestimuladores, son utilizados para mejorar la circulación sanguínea y el sistema linfático, e incluso para equilibrar las emociones
Listado de los principales aceites esenciales Hay muchos aceites esenciales. En este listado te dejamos algunos de los más importantes y utilizados en medicina natural y aromaterapia. La lista completa sería muy extensa. Si quieres, además, de algunos de ellos podrás ver que hemos hecho además artículos extensos hablando detalladamente de los beneficios y propiedades particulares.
Usos de los aceites esenciales
Entre los principales usos de los aceites esenciales, encontramos que son muy útiles para relajarnos. Por ejemplo el de lavanda se utiliza, aplicando unas pocas gotitas en la almohada, para conciliar el sueño. El de naranja también se puede utilizar para relajarse o contra el insomnio.
El aceite de árbol de té es muy bueno como calmante de las picaduras de insectos, o para prevenir o eliminar hongos. No se debe aplicar directamente, sino en un algodón o gasa, y luego pasar por la piel.
También sirve para ahuyentar a los piojos. Esto último, lo utilizo mucho de la siguiente manera: en un pulverizador, añado 50 cl de agua y 5 gotas del aceite para ponerle a mi hijo antes de ir a la escuela en épocas como primavera, cuando los piojos están por todos lados.