Regala tu aunsencia ha quien no te amo

AnunciosEsta desidia muchas veces se complica en el momento en que las personas que en principio deberían apreciarnos, nos desprecian. Las situaciones de este tipo resultan extremadamente dolorosas y es debido a eso que hay que dejar de taparnos los ojos y tratar de remediar esta situación. En ocasiones, estas situaciones pasan de castaño a oscuro y la mejor actitud que podemos adoptar es la de protegernos de este tipo de relaciones que acaban deteriorando y minando nuestra autoestima y nuestro bienestar emocional.AnunciosHay que saber que de no vale de nada luchar contra viento y marea por una persona que no mueve ni un solo dedo por ti. No sirve ayudar constantemente a alguien que no está interesado en atendernos. No nos hace bien dar sin recibir, te desgasta y consume. Es un craso error dedicarnos enteramente a los demás y olvidarnos de nosotros. solo estas construyendo día tras dia una enorme decepción Y es que la única gratitud sin la que no podemos vivir es la gratitud a uno mismo, pues es el pilar del amor propio y el cimiento de nuestro crecimiento personal.

Aprende a regalar tu ausencia a quien no valora tu presencia

Las personas no nos caracterizamos por valorar lo que tenemos. Tendemos, a desaprovechar y posponer las oportunidades que nos regala la vida de relacionarnos con nuestros seres amados como si la ausencia que vendrá más tarde no nos importará, no la dimensionamos.

AnunciosEsta desidia muchas veces se complica en el momento en que las personas que en principio deberían apreciarnos, nos desprecian. Las situaciones de este tipo resultan extremadamente dolorosas y es debido a eso que hay que dejar de taparnos los ojos y tratar de remediar esta situación. En ocasiones, estas situaciones pasan de castaño a oscuro y la mejor actitud que podemos adoptar es la de protegernos de este tipo de relaciones que acaban deteriorando y minando nuestra autoestima y nuestro bienestar emocional.

Nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes

¿Suena a frase hecha no?, pero es lastimosamente una realidad. Tenemos marcada a fuego esa pésima costumbre de no valorar el momento presente, el ahora, de apreciar y valorar lo que no tenemos o lo que ya hemos perdido. Al sufrir porque alguien nos ignora, nos destrata, no nos percatamos de que eso no es reflejo de nuestra valía personal y que lo más probable es que esta persona no lo haga porque está acostumbrada a tenernos ahí siempre prontos, siempre disponibles.

AnunciosHay que saber que de no vale de nada luchar contra viento y marea por una persona que no mueve ni un solo dedo por ti. No sirve ayudar constantemente a alguien que no está interesado en atendernos. No nos hace bien dar sin recibir, te desgasta y consume. Es un craso error dedicarnos enteramente a los demás y olvidarnos de nosotros. solo estas construyendo día tras dia una enorme decepción Y es que la única gratitud sin la que no podemos vivir es la gratitud a uno mismo, pues es el pilar del amor propio y el cimiento de nuestro crecimiento personal.

El poder de alejarse de lo complicado es beneficioso para nuestra salud

Al enfrentamos a situaciones complejas en las que alguien importante para nosotros, nos ignora, podemos y debemos hacer uso del enorme poder de la indiferencia. Logar que lo que alguien haga o deje de hacer no nos afecte es como un bálsamo. Puede que al principio nos cueste, pero créelo vale la pena el gran esfuerzo cuando se trata de evitar nuestro deterioro emocional, en síntesis: Regala tu ausencia cuando sea necesario.

En la vida no siempre estamos en el momento preciso ni en el lugar indicado, y en muchas otras ocasiones, permanecemos el tiempo que nos corresponde para recibir o dar alguna enseñanza, es el ciclo de la vida, sin embargo, muchas veces no valoramos el paso de las personas por nuestra vida, y tampoco somos valorados. Permancer cerca de alguien a toda costa, puede ser ir demasiado lejos para nosotros, por lo que una excelente solución es obsequiar a estas personas con nuestra ausencia.

Si optamos por esta medida, es posible que tengamos una tremenda lucha interna en la que nos debatamos entre esperar a que vuelva o reiniciar nuestra vida de manera definitiva. Primero sentirás angustia, luego la vida te dará la respuesta justa, sea esta la que sea. Es difícil comprender las emociones que sentimos, las sensaciones y los sentimientos que se generan ante cada experiencia en esta vida loca, así también, resulta mucho más complejo entender el sentir de los demás, pero debemos aprender a retirarnos, a aceptar cuando ya no se aprecia nuestra presencia y a identificar cuando no somos valorados, de no ser así, terminaremos grabando en nuestra alma, sufrimiento y pena, ante la inseguridad y la repetición constante de errores.